HIWYWH

tumblr_n8jx7vj2WD1t5u8jso1_500

No es hora de dormir pero estoy en la cama. Tampoco es hora de tener sexo. Ni siquiera la hora de la siesta. Estoy en la cama sin más. No es cosa mía, pero ¿qué hace toda esta área inexplorada?
No debería estar tumbada. Ni siquiera sentada, pero aquí me encuentro, mirando al aire, al techo, que sé yo. Tengo la mente en blanco, y la cabeza en una almohada. No me había fijado antes, pero hay un cojín acurrucado entre mis brazos y no está haciéndome compañía. No se por qué está aquí. Dile que se vaya, que son tuyos.

Quizá estoy sintiendo una ausencia. Algo que está haciendo que esté en la cama sin tener una razón para ello. Puede que mi subconsciente quiera recuperar alguna serie de momentos que sí han existido. Quizá sean las horas perdidas en la cama con alguien o con algo. O las encontradas.
¿Y si echo de menos?

¿Y si te echo de menos?
Que el ente que sea no quiera, por Dios, que eso ocurra. Por mi integridad, espero (de tener esperanza) no estar reclamando tu compañía sin saberlo. Aclamando tu presencia. Que este frío que hace sea objetivo y no porque no estás abrazándome. Que pueda decir “vuelve” y “no te vayas” sin que vengas a mi cabeza.

Estoy escuchando la BSO de mis viajes más astrales, y después de todos esos orgasmos, una asocia.
Y quiero, y como quiero, hay canciones que dicen que te echo de menos. Aún más. Y no se. Quiero un poco más hoy que ayer.
No se qué me pasa. Hace dos semanas no quería tanto, pero cuidado, porque según las matemáticas aún puedo querer más.

Déjame. Estoy currando y te echo de menos, y de todo lo que digo pocas son las cosas con sentido.
Consentido.
Pero más consentida yo.
Aunque por tu culpa.
¿Y si quiero?
Que quiero decírtelo repetidamente.
Muchas veces.
En muy poco.
Tiempo.

Advertisements